El verano es la época perfecta para lucir una piel sana.

El verano es la época perfecta para lucir una piel sana y fortalecer nuestros huesos, pero para ello debemos mantener una exposición al sol correcta, una adecuada hidratación y una alimentación saludable.

La piel nos protege contra infecciones, productos químicos o ante temperaturas extremas y es la encargada de producir vitamina D fundamental para nuestros huesos, por eso es de vital importancia cuidarla.

Hay productos como el aceite de sésamo, el aceite de jojoba y la manteca de karité, que además de nutrir la piel son excelentes protectores solares, pero hoy nos vamos a centrar en cómo cuidarla desde dentro, ya que hay diversos nutrientes que disminuyen el riesgo de quemaduras y previenen el daño en la piel producido por los radicales libres inducidos por los rayos UV.

Ensalada de lechuga verde, tomate y pepinillo
Los betacarotenos, la coenzima Q10, el Omega 3 o la astaxantina neutralizan los radicales libres.

Los betacarotenos, la coenzima Q10, el Omega 3 o la astaxantina neutralizan los radicales libres frenando así la oxidación celular y manteniendo los niveles de colágeno en la piel, para mantener así su elasticidad y luminosidad. También es importante beber mucha agua y consumir alimentos que la nutran y la oxigenen.

Manojo de zanahorias frescas sobre una mesa de madera
Zanahorias ricas en betacarotenos
Manojo de zanahorias frescas

El betacaroteno es un pigmento anaranjado que pertenece a una clase de nutrientes llamados carotenoides. Lo podemos encontrar en frutas y verduras de color amarillo, naranja, rojo y verde oscuro. Zanahorias, calabazas, pimientos, papaya, mango, espinacas, berros, coles….

La coenzima Q10 está presente en frutos secos, semillas de sésamo, soja, y pescados como el salmón, el atún o los arenques. Las carnes rojas, ricas en grasas, tienen un gran porcentaje de Q10, y las verduras, aunque en menor proporción, también aportan esta coenzima.

Frutos secos, un alimento muy saludeble
Frutos secos ricos en Omega 3

Dentro del Omega 3, existen tres tipos diferentes de grasas que son: ALA (ácido alfalinolénico), EPA (ácido eicosapentaenoico) y DHA (ácido docosahexaenoico); siendo estos dos últimos muy fáciles de encontrar en pescados azules y mariscos. También contienen Omega 3 el aceite de oliva, aceites vegetales, las semillas, frutos secos, el aguacate y las verduras de hoja verde.

Ensalada de salmón, filete de pescado y lechuga verde, tomate y aguacate a la parrilla
Pescados azules y mariscos ricos en Omega 3

La astaxantina es el antioxidante más poderoso de la naturaleza y se encuentran de forma natural en salmón, camarones, langostas y cangrejos.

Por otro lado, algunas investigaciones sugieren que una dieta alta en azúcares procesadas o refinadas, u otros carbohidratos y grasas no saludables, promueve el envejecimiento de la piel.

Alimenta tu piel este verano con esta receta saludable.

COCINA Nube

Y si quedas con ganas de más, aquí tienes nuestras últimas 10 recetas:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This