Estas fechas son para compartirlas con la familia y los amigos pero los más pequeños las viven con especial ilusión por la visita de Papá Noel y los Reyes Magos. Retrocede y piensa en las cosas que hicieron que la Navidad fuera especial para tí. ¿Que recuerdas? ¿Qué lo hizo especial?

Las vacaciones pueden ser difíciles para los niños pequeños, lo que las hace difíciles para los padres. No tiene por qué ser así. Siga algunos consejos sobre cómo navegar la ajetreada temporada navideña sin demasiados dramas

Manteniendo la paz en Navidad
Manteniendo la paz en Navidad

Manteniendo la paz

Es importante sentarse con sus hijos y hablar con ellos sobre los planes de la familia antes del día de Navidad

  • Hable sobre lo que va a suceder, lo que esperamos con ansias y expectativas sobre el comportamiento.
  • Aprovecha las fiestas para pasar tiempo con tus hijos. Escribe con ellos «la Carta», seguro que a ellos les hace ilusión compartir ese momento especial contigo.
  • Anima a tu hijo a incluir en «la Carta» alguna petición no material, le ayudará a ponerse en sintonía con sus propias necesidades y a ti te permitirá saber en qué medida puedes satisfacerlas.
  • Obligar a que los niños a que den besos a todo el mundo es un error, hay que respetar la voluntad del niño, las reglas de cortesía señalan sólo que hay que decir hola y adiós o dar las gracias.
  • Podemos dejarle quedarse a tomar las uvas y participar de la tradición pero si están somnolientos y cansados o irritables es mejor dejarles que se metan en la cama. Si se quedan a las campanadas se pueden partir las uvas pequeñitas para que puedan tomarlas y así integrar desde pequeños la tradición.
  • Manejar la frustración ante la falta de un juguete o ante uno que no le gusta al niño es una labor del adulto, quien en ocasiones es el principal frustrado ante las reacciones de los más pequeños. En estos casos lo primero es enseñar al niño a dar las gracias por el regalo, enseñarle a valorar el esfuerzo que realiza la persona al regalar y no dar derecho a una pataleta o rabieta.
  • Hable sobre lo que va a suceder, lo que esperamos con ansias y expectativas sobre el comportamiento.
  • Aprovecha las fiestas para pasar tiempo con tus hijos. Escribe con ellos «la Carta», seguro que a ellos les hace ilusión compartir ese momento especial contigo.
  • Anima a tu hijo a incluir en «la Carta» alguna petición no material, le ayudará a ponerse en sintonía con sus propias necesidades y a ti te permitirá saber en qué medida puedes satisfacerlas.
  • Obligar a que los niños a que den besos a todo el mundo es un error, hay que respetar la voluntad del niño, las reglas de cortesía señalan sólo que hay que decir hola y adiós o dar las gracias.
  • Podemos dejarle quedarse a tomar las uvas y participar de la tradición pero si están somnolientos y cansados o irritables es mejor dejarles que se metan en la cama. Si se quedan a las campanadas se pueden partir las uvas pequeñitas para que puedan tomarlas y así integrar desde pequeños la tradición.
  • Manejar la frustración ante la falta de un juguete o ante uno que no le gusta al niño es una labor del adulto, quien en ocasiones es el principal frustrado ante las reacciones de los más pequeños. En estos casos lo primero es enseñar al niño a dar las gracias por el regalo, enseñarle a valorar el esfuerzo que realiza la persona al regalar y no dar derecho a una pataleta o rabieta.
Conseguir que los niños ayuden en Navidad
Conseguir que los niños ayuden en Navidad

Conseguir que los niños ayuden

La dinámica familiar y la presión de marcar listas largas de tareas pueden hacer que la Navidad sea una época estresante para los padres.

Aunque es importante que los niños colaboren en las tareas, deben mantenerse alejados del soborno cuando se trata de conseguir que los niños ayuden en la casa, pero deles opciones.

  • Hornear y decorar galletas navideñas con los niños.
  • Haz y envía algunas tarjetas navideñas.
  • Anime a sus hijos a pensar en ideas para regalos que les gustaría a sus hermanos, abuelos o familiares. Esta es una buena manera de quitarles la atención y hacer que piensen en los demás. Incluso puede hacer que ayuden a envolver los regalos una vez que se hayan comprado.
  • ¡Haz todo lo posible con las decoraciones navideñas este año y convierte tu hogar en un país de las maravillas festivo! Si tienes un presupuesto limitado haz algunas decoraciones caseras.
  • Hornear y decorar galletas navideñas con los niños.
  • Haz y envía algunas tarjetas navideñas.
  • Anime a sus hijos a pensar en ideas para regalos que les gustaría a sus hermanos, abuelos o familiares. Esta es una buena manera de quitarles la atención y hacer que piensen en los demás. Incluso puede hacer que ayuden a envolver los regalos una vez que se hayan comprado.
  • ¡Haz todo lo posible con las decoraciones navideñas este año y convierte tu hogar en un país de las maravillas festivo! Si tienes un presupuesto limitado haz algunas decoraciones caseras.
Asegurándose de que los niños aprecien sus regalos en Navidad
Asegurándose de que los niños aprecien sus regalos en Navidad

Asegurándose de que aprecien sus regalos

hay que poner freno a la sociedad de consumo que en estas fechas convierte a los niños en objeto de sus campañas de publicidad y para ello los padres deben contrarrestar esta avalancha publicitaria y trasladar al niño el mensaje de que no será más feliz por tener más o menos juguetes.

  • Elije regalos adecuados para la edad del niño y que vayan en consonancia con los valores que le quieres transmitir.
  • No regales al niño todo lo que pide en su carta. Las cartas suelen ser amplias «para que los Reyes Magos puedan elegir», pero la mayoría de las veces no esperan recibir todo lo que han escrito. Por otro lado, sería materialmente imposible regalarles todo lo que piden. Además, tu hijo no lo necesita y si recibe demasiados regalos a la vez será perjudicial para él. Además, no les va a prestar la atención que merecen. No te preocupes, no le vas a traumatizar.
  • Pero asegúrate de que recibe, al menos, uno de los regalos que ha pedido.
  • Una buena puesta en escena es primordial. La mayoría de las veces los niños, sobre todo si son pequeños, prefieren el envoltorio y la caja al juguete en sí.
  • A veces, el frenesí de los regalos que vuelan alrededor del árbol de Navidad hace que sea difícil para todos detenerse y apreciar los regalos.
  • Hacer tiempo para que los niños disfruten con un regalo en particular en los días posteriores a la Navidad les ayudara a darles valor.
  • Elije regalos adecuados para la edad del niño y que vayan en consonancia con los valores que le quieres transmitir.
  • No regales al niño todo lo que pide en su carta. Las cartas suelen ser amplias «para que los Reyes Magos puedan elegir», pero la mayoría de las veces no esperan recibir todo lo que han escrito. Por otro lado, sería materialmente imposible regalarles todo lo que piden. Además, tu hijo no lo necesita y si recibe demasiados regalos a la vez será perjudicial para él. Además, no les va a prestar la atención que merecen. No te preocupes, no le vas a traumatizar.
  • Pero asegúrate de que recibe, al menos, uno de los regalos que ha pedido.
  • Una buena puesta en escena es primordial. La mayoría de las veces los niños, sobre todo si son pequeños, prefieren el envoltorio y la caja al juguete en sí
  • A veces, el frenesí de los regalos que vuelan alrededor del árbol de Navidad hace que sea difícil para todos detenerse y apreciar los regalos.
  • Hacer tiempo para que los niños disfruten con un regalo en particular en los días posteriores a la Navidad les ayudara a darles valor.
No pierdas de vista lo importante en Navidad
No pierdas de vista lo importante en Navidad

No pierdas de vista lo importante

Nos guste o no, la Navidad se ha convertido en sinónimo de consumismo. Recordemos que lo importante son los pequeños detalles y el tiempo en familia, para recuperar el espíritu navideño -dejando de un lado el tema religioso-.

  • Marca un presupuesto y ajústate a él. No pongas en peligro la economía familiar durante las fiestas. Los niños no necesitan mucho para tener una Navidad significativa.
  • No necesitas hacer todas las actividades navideñas de tu lista con tus hijos.
  • La Navidad es una época para dar; no hay mejor momento para donar que durante la temporada festiva. En familia, revise los juguetes, juegos, libros o accesorios que ya no necesite y dónelos.
  • Marca un presupuesto y ajústate a él. No pongas en peligro la economía familiar durante las fiestas. Los niños no necesitan mucho para tener una Navidad significativa.
  • No necesitas hacer todas las actividades navideñas de tu lista con tus hijos.
  • La Navidad es una época para dar; no hay mejor momento para donar que durante la temporada festiva. En familia, revise los juguetes, juegos, libros o accesorios que ya no necesite y dónelos-

Esta Navidad será una aventura para todos. Esperamos que disfrutes mucho de estas fiestas y puedas descansar para volver el año que viene con más energías y ganas que nunca.

Xmas-border-
¡Feliz Navidad!

Que esta Navidad sea alegre y brillante llena de lo mejor de la vida: de los momentos mágicos compartidos con la familia y los seres queridos, de amor, paz, amistad y salud.

Desde Centro Social Virtual de Oviedo os deseamos unas ¡¡Felices Fiestas y un propero año nuevo 2022!!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This