“Son tiempos en que nuestras maletas no se llenan de recuerdos, pero hay maletas que ya han viajado demasiado”

Aquí tenemos una muestra de cómo los objetos que nos rodean, pueden tener otra vida. Una vieja maleta puede convertirse en un rincón vintage dando un toque original y nostálgico a tu hogar.

Las maletas antiguas suelen estar hechas de cartón duro forrado o no de tela, con los cerrajes y cantos de metal. Hay que tratar de dejarla lo más original posible para conservar su estilo devolviéndole su color a las partes principales pero también dándole una nueva vida.

Utilizar nuestra recién restaurada maleta como una mesa es una de las opciones más sencillas y más creativa. Convertirá nuestra obra de arte en el blanco de todas las miradas aportando funcionalidad además de una estética única.

Mesas de centro, mesitas de noche, mesas de jardín…la elección de las patas para tu nueva mesa aportará otro toque de estilo y personalidad. También se puede usar como cama para la mascota, casita de muñecas, como estantería o armario…

Te invitamos a participar de nuestros talleres gratuitos:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This